Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios

Artículo

  • Novedades

  • calendario 08 de Enero de 2019

    ID 308

    EL 2018 CERRó CON LA INSCRIPCIóN DEL PRIMER CONTRATO DE PRENDA DIGITAL CON ACREEDOR PRIVADO


    El pasado 26 de diciembre se realizó la inscripción del primer contrato de prenda en formato totalmente digital celebrado con un acreedor privado, correspondiente a un vehículo de transporte de carga de la empresa Mercedes Benz.

    Dicha inscripción quedó asentada en el Registro Seccional de Lanús Nº7, dando cuenta, una vez más, del notable avance hacia la total simplificación y modernización de los trámites implementados por la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad del Automotor.

    La puesta en marcha de esta iniciativa fue posible gracias a la incorporación de la firma digital de las partes intervinientes para la gestión de dicho contrato, herramienta que permite afianzar la política de despapelización que se lleva a cabo sin interrupciones desde hace casi tres años.

    El contrato de prenda se realiza para la compra de vehículos o bienes muebles no registrables con financiación, y es el que le garantiza a quien presta el dinero que pueda ejecutar o rematar el bien prendado para el cobro del saldo no pagado por el comprador.

    Actualmente se continúa trabajando en forma conjunta con otros acreedores prendarios masivos, estimando que durante el 2019 la totalidad de los contratos se establecerán a través de la modalidad 100% digital, lo que implicará menos costos y un importante ahorro de tiempo para los usuarios. 

    Otra de las compañías que se sumó a esta nueva modalidad de contrato en los primeros días del año fue Toyota Financiera S.A.

    La prenda digital se inscribe y se paga a través de la web de la DNRPA y una vez inscripta el sistema remite vía correo electrónico el Certificado de Prenda Digital junto con un enlace para el acceso y descarga del respectivo contrato.

    El proceso de prenda digital es garantizado por la seguridad jurídica e informática que brinda el organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, e implica un importante ahorro de tiempo debido a su simplificación y agilidad.